Compras, comer y beber

Ya se trata de buscadores de chollos, amantes de lo chic o víctimas de la moda en busca del último grito: Hamburgo es una de las mecas de los amantes de las compras. Desde Neue Wall, la calle de Hamburgo para lo más exclusivo, o el espléndido bulevar Jungfernstieg, hasta el templo de las compras "Europa-Passage" recién inaugurado y con una superficie de 30.000 m², la calle Mönckebergstraße así como las 14 galerías comerciales del centro de la ciudad: todo lo que ofrece la ciudad hanseática para ir de compras les corta la respiración a aquellos que hasta ahora venían llenando sus bolsas de compras en la Quinta Avenida de Nueva York o en Oxford Street de Londres.

En cuestión de delicatessen Hamburgo también se sitúa a la cabeza. Los clichés del pescado, el Labskaus (un plato de los marineros compuesto de carne, patatas, cebollas, pepinillos y puré de remolacha) y la rote Grütze ya están muy pasados de moda. La cocina hamburguesa hace tiempo que ha alcanzado unas cotas muy elevadas, pero evidentemente en cualquier sitio también se puede encontrar una sencilla pizza y una serie de locales que han cuidado la vieja cocina hamburguesa sin necesidad de ofrecerle al cliente algo difícil de digerir. Entre los templos de la gastronomía de Hamburgo se encuentra el “Haerlin”, en el hotel Vier Jahreszeiten, así como el "Landhaus Scherrer" y "Louis C. Jacob" en la Elbchaussee. Muchas veces, algo más importante que las estrellas Michelin es la situación y las vistas desde las ventanas del restaurante. Así, a orillas del Alster y del Elba se han asentado una serie de establecimientos gastronómicos y bares muy chic. Por el contrario, los jóvenes innovadores –tanto del mundo del diseño como de la cocina–han ubicado su centro de actividades principalmente en los barrios con mayor ambiente cultural, como el Karolinenviertel, Ottensen y St. Georg.

Entre los cafés de la calle, los restaurantes, las agencias de publicidad y las personas mayores que juegan a los bolos, se puede dar un paseo estupendo. También se puede disfrutar de la gran variedad del barrio de Eppendorf y de los alrededores de la universidad: cines, bares y cafés, librerías y puestos de verdura, vinotecas, tiendas de segunda mano y boutiques de diseño, así como puestos de comida de todo el mundo y muchas avenidas con árboles con sus casas de estilo modernista caracterizan la vida de la calle. Quien va de compras por aquí, busca cosas originales que se salgan de lo cotidiano: bisutería hecha a mano, pósteres y carteles de películas, tés y especias, antigüedades y también productos cosméticos naturales.

Further information in English can be found here.

Loading results...
Wait a minute, please!

Your Hamburg Tourismus Team